Idealización, devaluación y descarte: el ciclo eterno de psicópatas y narcisistas.

Los sociópatas, narcisista y psicópatas son incapaces de establecer lazos afectivos francos y sencillos. Carecen de emociones reales. Aprenden a fingirlas. Se comportan y dicen sentir exclusivamente aquello que creen que puede reforzar la imagen artificial y ficticia que ofrecen sobre sí mismos o impresionar a quienes les escuchan.

No pueden establecer una relación afectiva real. Sus juicios de valor sobre las personas con las que establecen una relación íntima oscilan entre la idealización, la devaluación y su posterior descarte. Las personas son objetos para ellos. Cuando el objeto los ha desenmascarado o aburrido lo tiran como la basura del día anterior.

Generalmente se comienza con una exagerada idealización de la persona que les atrae. Les hace sentir que son únicos, les brindan atenciones desmesuradas, les hace sentir que no pueden dejar de desearlos. Cuando la persona seducida se enamora y está pendiente de cada deseo de su “adorador” comienza una intensa e injustificada devaluación. Este paso suele ser brusco, ellos aludirán estar defraudados por motivos insignificantes. Es como si de repente surgiese un sinfín de defectos que hasta ese momento había permanecido ocultos, a la par que las virtudes dejan de ser tales.

Se suele optar entonces por la ruptura, aunque en otros casos continúan alternándose sucesivamente estas fases de idealización y devaluación por tiempo indeterminado o hasta que la otra persona toma una resolución.

Su egocentrismo se traduce, muchas veces, en comportamientos donjuanescos, en los que la conquista de otra persona cumple esencialmente la función de servir para reafirmar la imagen idealizada de sí mismos. Enamorar a los demás implica para ellos la confirmación de su alto valor, como consecuencia del cual los otros le admiran y enamoran. Por eso, cuantas más personas se conquiste, más razones habrá para aumentar esa autoestima. Cuanto más dificil sea una persona de conquistar, mayor interés tiene para ellos el lograrlo, ya que reafirmará más la idea de su propio valor.

No existe una intención de amor, es decir, de dar y compartir afecto con el otro, sino que, incapaces de poder dar y recibir auténtico afecto, se limitan a manipular la relación con la única finalidad de acrecentar o sostener su propia autoestima.

Estos trastorno de la personalidad también se asocian frecuentemente con desviaciones sexuales. Estas surgen en el narcisista como resultado de este mismo problema: se humilla a la pareja para demostrarse a sí mismos (y tal vez a los demás posteriormente) el cariño y admiración del que pueden ser objeto. Se recurre, entonces, con cierta frecuencia, a comportamientos sexuales sádicos con la pareja, a la que pueden someter a todo tipo de vejaciones, aludiendo incluso, a que si no aceptan, es porque no les quieren suficientemente, o las acusan de ser personas aburridas en la cama por lo que tendrá que buscar a otra persona con quien hacerlo. Todo esto no supone más que una manipulación de los sentimientos en pro de su afán patológico de autoafirmación.

 

Tras haber obtenido este resultado, pueden despreciar, paradojicamente a esta persona, que pierde súbitamente su valor, pudiendo pasar rápidamente de la idealización hasta el mayor desprecio hacia la persona con la que hasta ese momento venían manteniendo relaciones sexuales. Buscan de nuevo comenzar el ciclo de idealización/devaluación/descarte con una pareja con la que reanudaran una relación patológica y a la que también acabarán destruyendo psicológicamente.

Advertisements

8 thoughts on “Idealización, devaluación y descarte: el ciclo eterno de psicópatas y narcisistas.

  1. ho says:

    Esto es un relato de una mujer hacia un hombre “psicopata”. Tener cuidado pues no sólo existen hombres, también los hay en versiones féminas.

      • Karen says:

        Hola quiero saber cuál puede ser la razón por qué un SP no se vuelve a acordar de su víctima: total despreció e indiferencia?

      • Karen, es así como funcionan. ¿Tú te acuerdas mucho si se rompe tu licuadora? Te da pena por un rato y luego te compras otra. Los psicópatas nos ven como objetos. Probablemente se apene un poco pero pasará a otra “persona” rapidamente con la cual tampoco se apegará y cuando la descarte le hará lo mismo. Espero no te sientas mal por lo que te decimos pero queremos recalcar que no eres tú el problema, sino él. Tú vales y cualquier otro hombre te extrañaría y pensaría en ti si te perdiera. Un robot sin sentimientos, no lo hace ni por ti ni por nadie. En el fondo piensa que es una bendición que no te acose. Aquellos que tuvieron que padecer el odio narcisista cuentan cosas espantosas. Cariños

  2. juan turbio says:

    A veces el o la psicópata encuentra otro tonto/a y tiene que alejarse de la victima descartada pues le causaría problemas. Cuando la victima descubre la infidelidad al psicópata ya no le queda otra si no la de desaparecer. Hay que entender que la actual victima no conoce realmente al psicópata que debe mantenerlo ignorante del desastre que le ha causado a otra persona. Sea como sea, el psicópata es un pobre individuo y una vez identificado no es más que un o una payasa. LO MALO es el profundo desastre emocional en que deja a su victima la cual se siente basura. Hay que entender que el psicópata tiene que mantener las formas con la nueva victima por lo menos al principio por eso debe alejarse de la victima abandonada. Estoy seguro que en uno de estos ciclos le puede salir “el tiro por la culata” al psicópata por más que escoja bien a sus victima. A veces la victima podría estar más loca aún que el psicópata. NUNCA SE SABE. Otro riesgo que corre el psicoloco es que una victima le haga daño al descartarlo cruelmente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s