Cómo no volver a caer en las redes de un sociópata en la etapa post ruptura

La mayoría de los que sobrevivimos a una relación altamente tóxica y destructiva quedamos en un estado de alerta y desconfianza con las nuevas personas que aparecen en nuestras vidas. Quisimos incluir en esta entrada posibles escenarios post relación como así también más características para detectar a narcisistas y psicópatas en etapas tempranas (son algunas más a las que ya publicáramos en la entrada de las “20 señales”). Estas señales pueden ser útiles también para los que van desprevenidos por la vida, los que no saben que estos seres destructivos conviven con nosotros y pasan sin ser detectados (todos fuimos alguna vez esa persona). Si los desórdenes de personalidad B estuvieran tan presentes en los medios como lo están los triglicéridos, el estrés o los problemas de comunicación, la mayoría tomaría recaudos al relacionarse con estas personas o directamente las evitaría.

Vamos a utilizar, una vez más, la metáfora que introdujera el Dr. Hare: los psicópatas y narcisistas son predadores de su propia especie (es decir, son predadores que no son capaces siquiera de proteger a sus crías como sí lo hacen leones, tigres, etc). Cuando salimos de una relación con uno de estos personajes estamos física y psíquicamente vulnerables. Las personas que te quieren te brindarán ayuda y los indiferentes te dejarán en paz. Sin embargo, también atraerás la atención de muchos “carroñeros” que querrán sacar algún beneficio de ti, como así otros “predadores”. Esto que afirmamos es estadístico.

Luego de terminar traumaticamente una relación abusiva, cada persona reacciona de forma diferente al intentar recomponer su vida romántica pero hay dos tendencias bastante marcadas. Muchos no quieren saber nada de relaciones íntimas. Tienen terror a ser lastimados y pasan períodos largos tratando de sanar sin salir con nuevas personas. Otros, igualmente temerosos de volver a ser heridos, se apresuran a tener una relación para probarse a si mismos que pueden volver a una especie de normalidad de pareja. Ambas son actitudes normales pero que pueden ser explotadas por los “carroñeros”. Los “carroñeros” no son sociópatas pero sí son personas que se aprovechan de los demás. Son los que te escuchan por un rato para que luego tú los ayudes con sus problemas (que suelen ser muchos) y que cuando comienzas a sentirte bien, sutilmente te sabotean porque tienen terror a quedar solos con sus miserias. También son aquellos que te seducen pensando que al estar necesitado/a de cariño luego de tu experiencia no pondrás tanta resistencia a una relación en la que ellos pongan las pautas. A diferencia de los grandes predadores no te causarán un daño mayor pero tampoco te harán bien ya que son oportunistas e inmaduros. No es lo que necesitas en estos momentos

Los “depredadores” tienen un olfato especial para distinguir a los afectados por relaciones con narcisistas y psicópatas. Tal vez tengas suerte y en tu entorno no tengas a nadie más con estas características enfermas. Perfecto. Sin embargo, si alguien en el trabajo se acerca para “ayudarte” o un conocido te invita a salir y tú sientes esa puntada en el estomago piensa un poco: ¿Esta reacción es debido a que estas hiper vigilante luego de tu experiencia o realmente hay algo a lo que deberías prestarle atención? Aquí compartimos algunas señales que son indicadores muy fiables de desordenes de personalidad tipo B:

• Las historias tristes: si acabas de conocer a una persona y a los dos minutos ya te cuenta que de niño fue golpeado por su padre, o que su madre era alcohólica, presta atención. Generalmente, las personas que realmente tuvieron infancias tristes o abusivas no relatan sus historias en la primera o segunda cita porque, por un lado les causa dolor y por otro, querrá saber si tu eres digno de su confianza. Te lo contará luego, cuando se sienta más cómodo y seguro. Si lo hace en las primeras citas es probable que sea para engancharte dándote lástima. La lástima es el arma fundamental para que la gente confíe en ellos y no vea tras de sus máscaras.

• El no-estrés: todas las personas con emociones sufren de estrés. Algunos más, otros menos, algunos aprenden a manejarlo mejor, a otros les cuesta pero todos pasan por situaciones estresantes en sus vidas. Si tú observas que tu pareja o jefe siempre está en control, no traspira, no lo ves nunca con la respiración agitada ni aun cuando suceden cosas que pondrían los pelos de punta a cualquiera, sospecha. Si tu pareja tiene a su madre enferma y, a pesar de fingir tristeza, no lo notas ni siquiera un poco “nervioso” es probable que no le importe gran cosa. La tristeza se puede imitar (nunca a la perfección) pero los síntomas físicos del estrés (manos heladas, tics, sudoración fría, temblores suaves) son imposibles de actuar. De hecho los actores y actrices son maquillados para que parezca que les suda la frente. No hay forma de hacerlo a voluntad.

• Pistas a futuro: los narcisistas y psicópatas suelen darte advertencias de lo que son en las primeras etapas del bombardeo amoroso cuando te será difícil verlas como un presagio de lo que vendrá. Por ejemplo, tú le dices que necesitas ayuda para hacer una liquidación para el fisco y él te contesta “yo no soy bueno para eso, puedo hacerte perder todo tu dinero”. Otro ejemplo: te dice que te cuides de él, que es un “demonio” y tú lo interpretas como que es un rebelde encantador tipo James Dean o simplemente creativo en la cama. Pero no asumas que fue una metáfora. Si te dice que es el diablo, te pedimos que lo creas literalmente y huyas antes de que el olor a azufre te intoxique. Los autores no se han puesto de acuerdo sobre el propósito de dejar estas pistas ¿Lo hacen por el puro placer del engaño advertido o están buscando ser reconocidos por otros sociópatas? Según testimonios de psicópatas forzados legalmente a hacer terapia parecería que la segunda opción es la más probable. Si reconocen otros psicópatas se alían a ellos. Lo importante es que lo hacen siempre, y si te das cuenta conviene que te alejes.

• No necesita dormir mucho: la mayoría de los sociópatas duermen entre 4 y 5 horas por día. Aprovechan esas horas de la noche para arreglar citas múltiples por internet, tener cibersexo o simplemente consumir pornografía de la más shockeante. A sus familias suelen decirles que sufren de insomnio o que están adelantando trabajo. Sin embargo, cuando tienen sueño se duermen al instante y no suelen soñar. Esto es difícil de comprobar sin mapeos cerebrales ya que inventarán sueños para convencerte de “sus emociones y sus penas”.

• Fingen querer a los animales para ganarse el corazón de las personas pero generalmente de chicos los torturaban (algunos lo siguen haciendo de adultos pero encubiertamente). Obsérvalos, no logran conectar verdaderamente con la mascota, tienen una actitud robótica y estudiada con el animal. Los perros y gatos suelen alejarse de ellos o actuar indiferentemente (otro punto que prueba que nuestras mascotas nos superan en muchos aspectos).

• La conducta de niño o adolescente. No todos podemos indagar sobre el pasado del sociópata pero si tú conoces a algún familiar y te dice que de pequeño o adolescente tenía muy mala conducta y logró cambiarla de un día para el otro, no es un milagro, más bien es una pésima señal. Los niños y adolescentes con mala conducta producto de abuso en sus hogares o que tienen un origen orgánico requieren un paulatino trabajo de educadores, padres y terapeutas para obtener pequeños cambios en su conducta. Estos niños saben que no está bien lo que hacen, suelen sufrir por las consecuencias de sus actos y colaboran, en la mayoría de los casos, con el terapeuta. Los psicópatas y narcisistas no tienen remordimientos, es más, piensan que todos en su entorno son tontos y manejables. No quieren cambiar. Un día (generalmente en su adolescencia) se dan cuenta que, de seguir así, todos “verán” su personalidad “distinta” y tendrá problemas. Repentinamente, comienzan a comportarse en sociedad. Su entorno respira aliviado pero…en realidad está comenzando su carrera de destrucción masiva encubierta.

No queremos que vivas alarmado. Te recordamos que el 96% de la población mundial (aproximadamente 6700 millones de personas) tiene sentimientos. Solo sigue tus instintos, esos que acallaste durante la relación con tu ex. Muchos autores recomiendan no hacer grandes cambios durante el primer año (vender tu piso, irte a vivir a otra ciudad, comenzar una relación seria) para evitar hacer cosas movidos por el dolor y no por tus verdaderas aspiraciones.

Advertisements

3 thoughts on “Cómo no volver a caer en las redes de un sociópata en la etapa post ruptura

  1. Anna M. says:

    ¿Hay alguna manera de tener la certesa de que el psicòpata se ha ido para siempre?
    Ya he sufrido dos regresos llenos de llantos y arrepentimiento para acabar igual.

    • Estimada Anna. En nuestra experiencia y basadas en la bibliografía científica que hemos leído hay dos tipos de ex Psico o Narc: quienes desaparecen para siempre en busca de nuevo suministro y suelen ser aquellos que destruyen tu imagen social para que no los expongas durante la ruptura y aquellos que se van por un tiempo para poder volver en caso de que le bajen las nuevas aventuras. Ambos son dañinos. El primero te calumnia frente a tus amistades y colegas, el segundo no deja que recuperes tu vida, vuelve a abrir la herida una y otra vez. No va a cambiar llore o prometa. Hay una estadística que dice que las mujeres que lidian con estos que retornan en promedio vuelven con el entre 3 o 4 veces hasta que se convencen de lo que son y de su juego, dejándolos para siempre. Lamentamos decirte que lo último que un narcisista o psicópata quiere darte es certidumbre de algo. Ellos prosperan en la confusión. Te deseamos fuerza y claridad para que hagas lo que sea mejor para ti.

  2. Anna M. says:

    Es del segundo tipo. Seguro. La última desaparición, prèvia etapa de insultos y descalificaciones supongo que iba unida a que tenia algun nuevo “suministro” como decís vosotros.. Algo relativamente serio o estable porque si no, habría compaginado-. Imagino que la cosa no iría como le hubiese gustado. Por eso volvió aunque me soltara el rollo de lo que me echaba a faltar, etc, etc. Como decís que esta gente no se enamora, no sé si existe la posibilidad de que se cuelgue de otra y me deje en paz. o cuando se vuelva a aburrir tendré otra sesión de lo mismo de siempre.

    gracias por la respuesta

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s