Hijos de madres narcisistas y sociópatas

Ya hemos hablado de padres narcisistas y psicópatas. En general son difíciles de detectar pero no tanto como reconocer a una madre con esas características. Las madres narcisistas y psicópatas cuentan con una ventaja adicional: la creencia popular de que las mujeres por ser capaces de dar vida automáticamente son empáticas y cariñosas. En más de un 90% de la población esto puede ser verdad (con matices, por supuesto) pero hay mujeres con desordenes de personalidad, que se autoreconocen como sociópatas o narcisistas y que aun así deciden tener hijos por diversos motivos: por tener “agarrado” a un hombre rico, por tener alguien que la cuide en su vejez, por tener más fuentes de ingreso, para disimular su doble vida o simplemente por capricho. El daño que causan estas mujeres en sus hijos es devastador porque el abuso y la erosión identitaria se prolongan tanto en el tiempo sin ser descubiertos que para cuando los miembros de la familia se dan cuenta de la dinámica perversa de la misma es probable que hayan desarrollado patologías como estrés postraumático complejo (una variante complicada del EPT), fobias, depresión, etc. Después de todo el narcisista o sociópata repitió este ciclo de abuso con sus hijos millones de veces desde su nacimiento y desarticularlo se vuelve complicado.

Las madres narcisistas puede clasificarse en controladoras, o sea, las que quieren dominar todos los aspectos de la vida de sus hijos; o en negligentes, aquellas que abandonarán sus funciones de madre negando contención emocional. Las madres narcisistas con un perfil más controlador tratan de sesgar todos los vínculos de sus hijos con personas sanas para que crean que esa realidad que viven a diario (triangulaciones con sus hermanos o familiares, castigos verbales o físicos cuando no hacen lo que el narcisista decide que hay que hacer, silencios prolongados para forzar un cambio de actitud) es lo normal y no se puede cambiar. Llegan a hablar mal de sus hijos frente a amigos o familiares para aislarlos. En otras ocasiones, cuando la madre tiene un perfil más negligente, pretenderá que sus hijos se hagan cargo de todas las cuestiones de la casa y del mundo adulto para que ella pueda dedicarse a la diversión y el ocio. Sin embargo, cada tanto montará alguna puesta en escena para exhibirse como una madre dedicada frente a los demás. En ambos perfiles de madres, cuando la niña o niño comienza a darse cuenta de que algo está mal e intenta poner distancia, utilizarán la culpa para hacerlos volver a su centro de locura y control.

El curso de acción para comenzar a tratar el abuso narcisista es la reducción o eliminación del contacto; sin embargo, muchos miembros de familias narcisistas se sienten culpables de hacer esto y terminan abandonando la terapia.  Además muchos otros familiares que no logran aceptar que hay algo mal tienden a culpabilizar a la verdadera víctima sumiéndola en la disonancia cognitiva y en la inacción. Lamentablemente esto sucede por la falta de información que hay sobre estos desórdenes.

Una psicoterapeuta que aborda el tema, pero más bien centrándose en la relación madre narcisista-hija mujer, es Karyl McBride en “Madres que no saben amar”. “Esta casa no será nunca lo que tú quieres que sea”; “no importa lo que te esfuerces, tu cuerpo nunca será perfecto”; “siempre fuiste una retrasada en matemática, ahora eres negada en economía”; “no te das cuenta que eres una fracasada, cómo quieres que te quieran”. Las consecuencias del actuar de esa madre serán que la hija esté siempre cuestionándose, nunca sienta que lo ha hecho suficientemente bien, ni que merece ser reconocida. Según esta autora el narcicismo de las madres daña más a las hijas que a los hijos. Esto sería porque la madre ve en su hija una extensión de sí misma en lugar de una persona independiente. Esto no siempre es así. Las madres narcisistas y psicópatas siempre eligen a un “favorito” y a “chivos expiatorios”. El género no es la variable principal para ocupar esos roles perversos que la madre diseña sino la utilidad que sus hijos puedan tener como suministro (“niño favorito”) o la capacidad de ver detrás de la máscara de su madre (chivo expiatorio).  La autora explica de forma excelente sus rasgos característicos:

  • Tienen una idea grandiosa de su propia importancia, es decir, exageran sus logros y talentos y esperan que los otros se los reconozcan.
  • Están obsesionadas con fantasías de éxito, poder y belleza ilimitado.
  • Creen que son especiales y únicas. Desprecian al resto porque son tontos o insulsos.
  • Requieren una admiración excesiva.
  • Creen que están en su derecho de recibir un trato especial.
  • Son explotadoras interpersonales o sea se aprovechan de los demás para alcanzar sus metas.
  • Carecen de empatía; no están dispuestas a reconocer los sentimientos y necesidades de los otros.
  • Con frecuencia envidian a otros y creen que los otros las envidian.
  • Muestran arrogancia, actitudes o modales altaneros.
  • Sus necesidades están primero.
  • Fingen ser buenas madres y buenas esposas pero en la intimidad maltratan, triangulan, abusan a sus más cercanos. Muchas son promiscuas pero logran que pocos sospechen.

Con características así es difícil que una hija o hijo logre una conexión especial con su madre y las consecuencias no se dejan esperan: esa hija tratará bajo todos los medios de ganarse el amor de su progenitora, obtener su atención y nunca sentirá que es capaz de complacerla. Y el daño se va expandiendo, porque esa madre siempre pondrá sus opiniones por sobre la de sus hijos, nunca los apoyará para que sean independiente, y toda la familia girará en torno a ella. Si uno pregunta ¿dónde está el padre? La respuesta evidente es que ese esposo también gira en torno a la madre, porque una narcisista necesita un cónyuge que le permita ser el centro de atención si se desea que ese matrimonio sobreviva. A menudo estos padres están totalmente sobrepasados y les piden a sus hijos que “aguanten” las peculiaridades de la madre para evitar tensión y drama. En la mayoría de los casos, esa hija o hijo en su adultez será muy autoexigente, vivirá permanentemente en guardia y no velará por su propio cuidado. Es más, tenderán a buscar la aprobación que nunca tuvieron y se convierten en blancos atractivos de parejas narcisistas o sociopáticas.

La buena noticia es que este daño se puede reparar y esto pasa por tomar conciencia del problema, aceptar que esa madre mentirosa e insensible nació así y no va a cambiar aunque ella o él le brinden amor incondicional como hijos, no culparse, separarse de ella, vivir el duelo, buscar ayuda profesional y tener la certeza de que no va a repetir las conductas de su madre porque, a diferencia de su progenitora, el hijo o la hija sí tienen empatía.  Un libro que recomendamos para aquellos que no solo sufrieron la manipulación y el abuso psicológico típico sino también maltrato extremo como golpes físicos o ataques sexuales (las madres narcisistas negligentes suelen traer a sus múltiples parejas a la casa y no prestan atención si estos hombres abusan de sus hijas) es el de la Dra. Judith Herman “Trauma y recuperación”. No es un libro fácil en el sentido emocional ya que los relatos son crudos pero sí es revelador y brinda esperanzas aún para personas sobrevivientes de madres y padres psicópatas sádicos. Es recomendable tanto para víctimas como también para terapeutas que se quieran especializar en sobrevivientes de violencia doméstica y abuso sexual. Divide el proceso de recuperación en tres partes: establecer seguridad y empoderamiento en el paciente; duelo y revisión del pasado (esto se hace luego de brindarle contención y seguridad para que no se descompensen); y por último la reconexión con una nueva vida y con vínculos que le brinden seguridad. El libro de Herman merece ser tratado con exhaustividad en una próxima entrada sobre recuperación del estrés postraumático pero no queríamos dejar de mencionarlo ya que entiende que el abuso de un niño, cuyo su psiquismo está en desarrollo y es una arcilla demasiado moldeable, es uno de los más terribles, más aun que el que sufren las parejas de personas con psicopatía o narcisismo. Asimismo, incluye muchas técnicas terapéuticas de interés para investigar y elegir el tratamiento que le parezca más conveniente.

Advertisements

11 thoughts on “Hijos de madres narcisistas y sociópatas

  1. Soo says:

    Hola que tal, tengo una consulta, que se puede hacer en el caso donde una madre psicópata se embarazó a propósito y ahora enganchó al hombre? ella suele agredirlo a todo momento verbal, fisica y psicologicamente, le revisa el celular, lo obliga a hacerse pasar por su pareja, no lo deja ver a sus familiares ni en año nuevo ni navidad, y en cuanto ella tiene contacto con la familia de él, los agrede sin vergüenza alguna, todo esto con motivo de que si no la obedece no lo va a dejar ver al bebé, sabiendo que así lo va a tener agarrado, que se puede hacer?? ayuda!!!

    • Soo, legalmente no puedes hacer mucho. Solo trata de informar a la gente sobre el tema. Las mujeres psicópatas se embarazan a proposito y luego usan a sus hijos como munición. La única persona es que todos se hagan conscientes del abuso y cuando lo logren se desvinculen de ella, no así del niño, ya que no tiene la culpa y merece mantenimiento y un padre.

  2. M. Engracia G. Silvaje says:

    Alejarse, alejarse .Como hija de una madre de este tipo, soy la mayor, la que le sirve de chivo expiatorio delante de toda la familia, a la que no le gusta bailar, la amargada ,(cuando en realidad estoy de luto por mi esposo), la hija cuya madre felicitó por quedarse viuda ya que según ella lo mejor es vivir sin marido;soy la hija que de acuerdo con mi esposo, ya hace años le pagábamos en pesetas una cuantiosa pension para compensar que el nieto comía en casa de la abuela por estar mas cercana a su trabajo, dinero que nunca le hizo falta y le entrego a escondidas a la hija menor. La hija que siempre confió en su madre, que creía que no tenia recursos y por eso la ayudo ,hasta que ahora ha comprobado como es en realidad esta mujer: una mentirosa, tramposa, fanfarrona, ladrona, cobarde, con ideas de grandeza ya que se cree descendiente de la Casa de Alba, gran actriz capaz de provocarse taquicardias a base de café y caídas leves de escalera para llamar la atención y cuidado, fingir que se le va la cabeza a causa de la edad cuando lo que quiere es sentirse aun viva y controladora de sus hijas por este motivo ella misma provoca situaciones limite.
    Incapaz de sentir sentimiento o remordimiento alguno, solo ocupada con su propia persona e imagen ,inventándose aún después de 33 años muerto su esposo todo tipo de calumnias que solo explica a la hija “Chivo expiatorio” negando los hechos ante la hija menor, a la que educo ya en su infancia para que la cuidara y le fuera de ayuda en la vejez, triangulando sus relaciones con el resto de sus hermanas y sobrinas. Una madre capaz de negar que recibió ayuda económica de su hija mayor y explicar a toda su familia que ella en realidad es.
    la que ayudaba a su “pobre hija” y que cuando yo misma le puse el comprobante bancario delante de sus narices, de haberle pagado una pension durante media década , su única respuesta fue: “Bahh, yo nunca te lo pedí, lo que te duele es que este dinero ya no lo tienes, y ahora al estar sola te haría falta”.
    Finalmente he renunciado a todo contacto y no quiero nada de esta mujer que nunca a sabido amar, que desprecia profundamente a los hombres y que solo valora de su hija pequeña que domine y controle a su esposo, cosa que ella jamás pudo hacer con mi padre, ya que el encontró estrategias laborales para estar el menor tiempo posible con ella. Por suerte no tuvo hijos varones vivos ya que hubiera educado a unos auténticos psicópatas narcisistas com o ella misma, o sea futuros maltratadores.
    Una madre salvage salvage de verdad

  3. Anonymous says:

    Hola Engracia. Algunas personas que lean los pocos detalles que tú cuentas de tu relación con tu madre tal vez piensen que eres una resentida y una mala hija por hablar así de tu madre. Pero puedo asegurar que lo que cuentas no es ni el 1% de lo que viviste porque yo también tengo una madre psicópata y ni siquiera somos capaces de explicar algunas cosas por lo incomprensibles ,crueles e inhumanas que son. Yo también fui el chivo expiatorio de una triada desvíadora-atacadora. He tenido que buscar ayuda psicológica para entender lo inentendible y saber que yo no era ni soy la mala hija que mi madre me hizo creer. Precisamente por ser buenas hijas así abusaron de nosotras. Y que nos hicieron sentir culpables de nada, culpables por haber nacido. Tú no tienes la culpa. Tú no eres mala. Al contrario, todo lo que es ella dice que eres tú. Pero tú no eres como tu madre. Recuérdalo siempre. Tú eres buena. Tu madre de lo peor. Un abrazo y mucho ánimo. Y mis condolencias por el fallecimiento de tu esposo.

  4. KATY CECILIA ESCANELLA M. says:

    Las entiendo tan bien, siempre supe que habia algo malo en la dinamica de mi casa , conmi padre y hermanos, yo pensaba que me imaginaba muchas cosas, como que ella apoyaba incondicionalmente a mi hermana, hablaba maravillas de ella, yo me sentia invisible, pero como hermana mayor , ya me habia dado cuenta quien era su regalona,pero tenia claro que mi hermana no era la culpable de nada. Asi fueron pasando los años y yo que soy una persona bastante inteligente, me concentraba en ser la primera y la mejor en mis estudios,para luego sacar una carrera e irme de mi casa, postule, quede, pero mi madre convencio’a mi padre que yo fracasaria , porque seguramente me iba a volver una fiestera, tomando alcohol y el perderia lo que hubiera invertido en mi universidad, asi que no pude estudiar ,pero 3 años despues, mi hermana que fue una repitente , en el mismo liceo donde yo me destacaba, fue con mi querida madre a matricularse en una universidad privada,cosa que mi padre consintio’ . Hace como una semana llego’ a mis manos un articulo sobre las familias disfuncionales ,por madres narcisistas y alleerlo comenzo mi llanto ,ese llanto de anhelar amor de quien te trajo al mundo , o proteccion de quien llevas su apellido. Ahora, aunque nunca me negue a lo que era obvio, me siento inmensamente triste, creo yo , que es porque siento que no no tengo padres y los que tuve , se dedicaron a torturarme, insultarme, y culparme por que no fui a la Universidad, porque me case’ embarazada y ahora me culpan porque hace 1 año y medio me diagnosticaron Leucemia, les juro por Dios , que yo tontamente pense’ que ahora me darian un poquito de ese amor negado toda la vida, pero lo tomaron como si tuviera gripe, durante los dias hospitalizada, mi madre se fue de vacaciones a Pucon , mi padre que iba de vez en cuando,me dio su veredicto, “ES CULPA TUYA , POR ALIMENTARTE MAL SEGURAMENTE” y se despidio’.

  5. Maya says:

    ¿En que caracteristicas se basan para elegir al hijo victima? Eso te hace sentir que hay algo malo en tí, que eres más debil o torpe. ¿Es posible superarlo? ¿Es posible después de años de maltrato llegar a ser feliz sin culpa ni miedo ni verguenza por una misma?

  6. Anonymous says:

    Este artículo es maravilloso.Felicito a quien lo ha escrito.Debería haber más divulgación sobre este tipo de patologías que destruyen silenciosamente a los familiares de quien las padecen.

  7. Anonymous says:

    es tal cual, 50 años tengo de sufrimiento, y estoy empezando a descubrir a mi madre narcisista gracias a un buen terapeuta

  8. Marie says:

    Buenas
    El articulo e smuy aclaratorio,a veces cuesta contar con informacion tan precisa,En mi caso mi madre es sociopata8dicho por un psicologo),consegui que fuera muy poco a terapia,la terapia era para mi,para comenzar dire que mi padre esta enfermo mental y es explosivo sumandole maltarato fisico mas el psicologico d einsultos de ella.Mi niñez fue durisima,solo veia peleas de pequeña,ella culpandose,diciendo que si separaba nos perseguiria…al dia siguiente parecia que nada habia pasado..y eso en mi cabeza se contradecia..no niego que haya sufrido pero despues decia que yoa el lo provocaba y a el lo repudie desde los 6 años(ni lo miraba,lo ignoraba)pero el me buscaba,me insultaba y terminaba diciendole que me dejara en paz.En el coleguio no me relacionaba con nadie,solo me desestresaba mi habitacion,mis libros,me encantaba estudiar y conseguia subir mi autoesima asi….Pero necesitaba salir,relacionarme…ella usaba demasiados insultos,mi padre siempre fue ausente..ella dice que vale porque trabaja pero en realidad e snegocio familiar y el solo esta ahi sin mas…ha sido cosas tan ilogicas y despues es encantadora en la calle,hasta el punto de decirme la gente que tengo buena madre..pero despues no es asi…para dirigirme a ella le decia¿hablamos?y me ignoraba..asi siempre..pero al tener un padre ausente y no tener amistades..porque salir era de putas,me podian dejar embarazada porque yo no era lista,los hombres se aprovechan d elas mujeres…me aferre a ella y amis estudios,yo pense que de verdad tenia madre…pero un dia despues de encerrarme para que mi padre no me pegara,el partio la puerta con el pie,ella subio,yo en el suelo y ella dijo:MIRA LO QUE LE HAS HECHO A TU PADRE!!!ahi pete,fue como caerseme la venda,¿como podia llegar a ese extremo??mi madre me ha hecho tanto daño que jamas podre olvidarlo,yo se que valgo pero esos años uff…me ha hecho perder años de vida,me fui de casa a los 20 años pero ya estaba muy hundida!!fue demasiado,es mejor no tenerla en mi vida,ella nunca estara,usa la risa,intenta siempre qedar superior,ni hay navidades,ni ella misma se junta con su familia,para mi son personas como serpientes,es muy dificil!!!!!!!!!!!y la gente juzga por mala hija,pero nunca sabran el teatro que pueden llegar a hacer estas personas,es horrible,es lo mas horrible que me haran…se que en la vida pasan muchas cosas(rupturas de parejas….)pero que una madre muestre ese desprecio es ilogico,no s ele puede buscar sentido y tendemos a culparnos pero no somos nosotros,eramos niñas!!!!!!solo nos transpasaron la maldad y pena….la vida es mas bonita que lo que nos mostraron!!!

  9. Marie says:

    ¿En que caracteristicas se basan para elegir al hijo victima? Eso te hace sentir que hay algo malo en tí, que eres más debil o torpe. ¿Es posible superarlo? ¿Es posible después de años de maltrato llegar a ser feliz sin culpa ni miedo ni verguenza por una misma?

    ELLOS TIENEN UN DESORDEN,NO ES QUE TE ELIGAN PORQUE TIENES ALGO MALO,PUEDE SER CUALQUIER TONTERIA DE LA DISTORSION QUE TIENEN,¿QUE TIENE DE MALO UN NIÑO NACIDO O UN NIÑO?NADA.A MI SI ME HA HECHO BAJARME LA AUTOESTIMA PERO S EPUEDE SUPERAR CON TERPIA,ENTENDIENDO REALMENTE EL PROBLEMA,NO SOMOS CUPABLE.EN MI CASO ME SENTIA CULPABLE POR PENSAR MAL DE ELLA PERO JUEGAN MUCHO CON LA CULPA..LA RABIA,EL ODIO,LA CULPABILIDAD..TODO E SUN PROCESO HASTA LLEGAR A ENTENDER QUE EN REALIDAD ESTAN ENFERMOS(NO LOS JUSTIFICO PORQUE A VECES HACEN MUCHO DAÑO,)Y SI NOS EMPEÑAMOS EN CULPARLOS NO AVANZAMOS,EL 1 PASO ES IDENTIFICAR EL PROBLEMA,DESPUES CULPA….PARA LLEGAR A SABER QUE TENEMOS QUE SABER PROTEGERNOS Y DAR CON PERSONAS RECIPROCAS,ELEGIR RELACIONES MAS SANAS,VERBALIZAR EL DOLOR CON UN ESPECIALISTA..MUCHAS COSAS NO LA OLVIDAREMOS PERO VIVIREMOS CON ELLAS..SABREMOS AFRONTARLAS,NO TIENES QUE TENER CULPA NI MIEDO NI VERGUENZA!!ERES UAN PERSONA QUE PODRA CON ELLO PERO LLEVARA SU PROCESO Y TE ASEGURO QUE CON TIEMPO,CONSTANCIA Y TRABAJO CON UN BUEN TERAPEUTA8DONDE TB TENDRAS FASES DIFICILES) PODRAS OCO A POCO SALIR.EN REALIDAD MUCHAS VECES RECURRIMOS ALOS PADRES,LA TV CN LAS PELICULAS DE NAVIDAD,AMISTADES CON MADRES EMPATICAS…NOS DARA ENVIDIA PERO POCO A POCO..PIENSA QUE TU SANARAS Y NUNCA SERAS ASI,SERAS LA PERSONA EMPATICA QUE QIERES SER CON MAS RACIONALIDAD PARA LLEVAR EL DOLOR.Y ESO E SUNA COMBINACION MUY SABIA!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s