Psicópatas y narcisistas 101

Hoy queremos hacer un breve resumen sobre abuso narcisista y psicopático. Hace tres años que comenzamos el blog y creemos que es necesario hacerlo. Ya casi llegamos a un millón de visitas entre las dos plataformas y no damos abasto siquiera a contestar comentarios. Estamos realmente desbordadas. Seguiremos recopilando y traduciendo información pero con una frecuencia algo menor. Afortunadamente el tema se replica y comienzan a aparecer otros blogs en diversos idiomas sobre el tema. Creemos que nuestros objetivos se han cumplido en gran medida pero seguiremos hasta que este tema esté instalado socialmente. Aquí les dejamos los puntos básicos que hay que entender para librarse de cualquier tipo de relación con un psicópata.
La psicopatía (o trastorno antisocial) y los narcisistas malignos son desordenes de personalidad tipo B. A menudo se los suele llamar sociópatas para agruparlos aunque tienen algunas diferencias que, en términos del daño que causan, son irrelevantes para discutir aquí, nos enfocaremos en lo que tienen en común. Los psicópatas y narcisistas son personas que no sienten amor, no les importa la suerte de los demás que son a sus ojos meros objetos a ser utilizados, experimentan emociones muy primitivas que se encuentran controladas por las zonas más antiguas (evolutivamente hablando) del cerebro. Mienten todo el tiempo pero no son lo que popularmente se conoce como mitómanos, quienes viven en un mundo de fantasía y autoengaño pero no desean manipular a los otros con sus fabulaciones, sino que explícitamente lo hacen para controlar y burlarse de sus víctimas. Tienen tendencias sádicas, de una forma u otra, abiertamente o solapadamente, ya que gozan con el dolor de los demás, se sienten poderosos cuando los demás reaccionan a su abuso o provocaciones. Suelen tener un apetito sexual desbordado (no porque sean adictos al sexo como ocurre cuando alguien trata de adormecer problemas emocionales no resueltos) sino que el sexo es su forma de controlar a los demás y de obtener algo de emoción en una estructura psíquica vacía. Son un gran agujero de nada y solo los riesgos, las conductas abusivas y el sexo perverso les da algo de “vida”. Sin embargo, las estructuras cerebrales que controlan la ejecución de nuestro accionar, y aquella que comprenden lo que es bueno y lo que es malo, lo que causa alegría o dolor, están perfectamente intactas por lo que tanto psicópatas y narcisistas eligen comportarse de esa manera y son imputables por sus acciones en todos los sistemas legales del mundo. No tienen excusa.
El accionar del psicópata o del narcisista comienza con un proceso de idealización y seducción de la persona elegida para servir sus propósitos que pueden ser de los más variados: otra/o amante, apropiarse del proyecto de un colega para ascender, convencer a un familiar de hacerle la vida imposible a otro. Durante semanas te convertirás en la persona más importante en sus vidas, exagerará tus virtudes, te llamará y enviará mensajes todo el tiempo aun cuando la relación no sea de índole romántica (en el trabajo es muy común que finjan que tú les resultas un modelo a seguir y necesitan tu consejo). Ese bombardeo no es más que una estrategia para forzar a tu cerebro a su presencia y su validación, te acostumbras de a poco a que tu vida gire en torno a sus atenciones. Asimismo, es probable que utilicen falsas historias de abuso o maltrato en su infancia para darte pena y para que sientas que si te honra contándote cosas de tu pasado, tú deberías hacer lo mismo. Te abres entonces sin reparos, confías en ellos y esta información que le brindas de tus vulnerabilidades será utilizada en tu contra: con esos datos sabrá como manipularte en la etapa siguiente (erosión de identidad) y para destruirte cuando no te necesite más en su vida.
Una vez que el bombardeo de atención logró que tú confíes plenamente en el/ella tratará sutilmente de quebrar tus límites: en una relación amorosa tratará de que pruebes conductas sexuales o substancias que nunca quisiste, en el trabajo te pedirá que le brindes información que solo tú deberías manejar, en la familia te convencerá de que te alejes de alguien, etc. Si no accedes a algunos de sus pedidos te acusará de no confiar en el/ella y te hará sentir culpable. También, cuando se dé cuenta de que comienzas a sospechar, volverá a idealizarte (su aceptación se vuelve una especie de droga para ti ya que calma la ansiedad que ellos mismos causan en tu mente y en tu cuerpo, puedes ver más sobre los cambios bioquímicos que ellos provocan en este blog). Otras de sus estrategias es pedirte que mires a sus ojos para que compruebes que es sincero/a. Como mienten sin transpirar ni desviar la mirada, tú les crees y te reprochas por haber desconfiado. Recuerda también que muchos animales usan la mirada y la imitación de movimientos en espejo para “hipnotizar” a sus víctimas antes de lanzarse sobre ellas, por ejemplo ciertas serpientes hacen que las aves queden inmóviles, incapaces de volar para devorarlas. Pero no te inquietes, una vez que entiendes la mecánica del sociópata, no hay mirada que pueda contigo, es más, te dará risa, pero mientras no eres consciente de su manipulación, sus mentiras y su imitación en espejo no sabrás cómo es que hace para que su mirada te deje “tranquila/o” cuando ciertamente no deberías estarlo.
A partir de acá comenzará a utilizar tres técnicas favoritas de tortura y esclavitud emocional: triangulación, devaluación y gaslighting. La triangulación consta en utilizar a una tercera persona (real o imaginaria) para desestabilizarte. Esto puede ser desde convencerte de que tus amigos o familiares están en tu contra, compararte con otras personas, darte celos a propósito para negártelo descaradamente luego, decirte que si tú no le ayudas profesionalmente pedirá ayuda a la competencia, etc. La idea es que tú te esfuerces cada vez más para que él/ella vea tu valor como ser humano o profesional, creyendo que así dejará de triangularte. De más está decir, que no lo hará. La devaluación es otra forma de abuso y consiste en hacerte comentarios humillantes o descalificadores por lo bajo (rara vez lo hacen en público ya que necesitan que nadie te crea cuando expongas su maltrato). Los ejemplos son infinitos, puede dejarte entrever que eres mala/o cuidando a tus hijos “siempre te descuidas y es por eso que se ha caído y lastimado” o que eres mal hijo “tu hermana realmente se ocupa de mi y no tiene delirios de ser un universitario de renombre” o que te ves mal “estás más gordo/a y además traes canas, deberías cuidarte más, te lo digo por tu bien”. Por favor recuerda que nunca te dicen nada por tu bien sino por tu mal. Por último, la estrategia del gaslighting consiste en hacerte dudar de tu cordura (si quieres saber de dónde proviene el término puedes ver la entrada específica en este mismo blog): te dejan un mensaje de texto que no parece dirigido a ti ya que trata de cosas intimas pero de las que nunca hablaron y luego te dice que era para ti, que imaginas cosas; comenta cosas inapropiadas en las redes sociales a otras personas para luego borrarlas; te esconde documentos importantes que aparecen en otro lado; el dinero de la casa comienza a ser cada vez menos y te asegura que eres tú quien se olvida de las cifras.
Con estas tres formas de abuso ya tienen suficiente como para mantenerte en estado constante de duda y angustia. Esto no quiere decir que no puedan usar otro tipo de técnicas de sometimiento como amenazas veladas “no comentes lo que te he dicho a recursos humanos o se enojará con los dos” “mi exmujer era tan histérica que una vez le retorcí brazo, hoy estoy arrepentido, por suerte tú no eres igual” o agresión física en cualquiera de sus expresiones pero sí que estas son las “básicas” de su repertorio. Alternará entonces entre ciclos de idealización y abuso indefinidamente para causarte disonancia cognitiva, es decir que no sepas cual de sus dos caras es la verdadera, si la abusiva o la “gentil”. No hay dos caras, hay una persona que deliberadamente te usa, te maltrata y para colmo te acusa de su abuso. Si por algún motivo quiere descartarte con rapidez estos ciclos de abuso se acortarán o prácticamente pasarán de la idealización a mostrar su cara siniestra en un segundo. Si solo quiso tenerte como suministro sexual pues prepárate a conocer cuán crueles pueden ser (puedes ver más sobre el descarte rápido en la entrada de “abuso express” de este blog). Si te sucede esto último, no pienses que no te quiso en su vida por más tiempo, piensa que es una bendición porque los psicópatas y narcisistas mantienen en su vida por más tiempo a aquellas personas que son más dóciles y que les sirven de pantalla para esconder sus vidas de perversión frente a sus grupos de conocidos. Esas personas que convivieron con estos vampiros por veinte y treinta años van a tener secuelas mucho más graves que las tuyas, y ya sabemos que aun cuando tu relación haya sido de dos meses puede dejarte con estrés postraumático. Imagina entonces el infierno del que te has salvado.
Cuando finalmente la relación termina, ya sea por medio de su descarte cruel e indiferente o porque tú te has dado cuenta que esa persona te enferma, prepárate para dos cosas: por un lado, vivirás en una montaña rusa de dolor, dudas, pensamientos recurrentes y molestos, ganas de contactarle, necesidad imperiosa de reparación y justicia, deseos de exponer su doble vida y su abuso, problemas de salud y demás. El/la psicópata te dejó vacío/a y tienes la sensación que estás en ruinas. Por otro lado, ellos necesitan seguir consiguiendo nuevos incautos a los que rapiñar por lo que es necesario que nadie sospeche de sus dobles vidas. A ese fin triangularán a tus viejos amigos, familiares y colegas en tu contra. Mentirá descaradamente, dirá que tú eras la persona maltratadora y perversa, intentará sacarte a tus hijos por el puro placer de golpearte en donde más duele ya que ellos no aman ni siquiera a sus hijos. Ambas etapas coinciden por lo que se hace difícil plantear estrategias legales de defensa frente a sus calumnias y ataques cuando estás sufriendo depresión o enfermedades producto del estrés. Pide ayuda, no dejes que terminen de destruir lo sano que tienes en tu vida. Asesórate con psicólogos o psiquiatras que sepan de abuso narcisista y de estrés postraumático, ya que de lo contrario, los terapeutas no entrenados, también son captados por la seducción del psicópata y tienden a tachar a la victima de masoquista o histérica. Cambia de terapeuta, no necesitas a alguien que en vez de ayudarte se quede tranquilo poniéndote etiquetas, eso es incompetencia profesional. Busca también abogados, contadores y asistentes sociales que puedan protegerte legal y financieramente. Finalmente, durante toda esta etapa tan convulsionada mantén contacto cero, y si no pudieras ya que tienes niños, mantén contacto mínimo y utiliza la técnica de piedra gris para no caer en sus provocaciones ya que lo que quieren es que reacciones para usar tu angustia en tribunales o dentro de la empresa. El contacto cero es la herramienta más importante para sanar, no la subestimes.
La recuperación es un proceso largo y no es igual en todos los casos. Alternarás entre depresión y rabia. Es común también tener ataques de pánico o sufrir de un entumecimiento de los sentidos. Hay distintas terapias tanto médicas, psicológicas o físicas que pueden ayudar: terapia cognitivo-conductual, análisis (siempre y cuando el terapeuta sepa respetar los tiempos del paciente ya que verbalizar muy rápido cosas muy abusivas como por ejemplo prácticas sexuales forzadas pueden agravar el estrés postraumático), EMDR (terapia que se utiliza específicamente para el estrés postraumático), terapia de arte, yoga, tapping (parecida a EMDR y que funciona muy bien para víctimas de abuso prolongado como así también para sobrevivientes de catástrofes y guerras), terapia con animales, ciertos medicamentos por corto tiempo siempre supervisado por médicos especialistas, grupos de autoayuda, leer libros serios sobre psicopatía, escribir o hacer activismo sobre el tema como así también mindfulness, técnica que ancla a los sobrevivientes en el presente, cosa muy necesaria ya que el abuso vuelve a la memoria una y otra vez a pesar de que la persona intente desesperadamente “soltar” su pasado. Esto es producto de que el/la psicópata reprogramó el cableado cerebral de su víctima con sus técnicas de manipulación y lavado de cerebro. Si se observan las resonancias magnéticas cerebrales de un sobreviviente podrás ver que el abuso deja huellas visibles en varias áreas de la corteza y la amígdala. Pero ten esperanzas, eso es reversible. Si usas una combinación de estas terapias volverás a un estado emocional y fisiológico saludable.
Por último, es común que los sobrevivientes que lograron trabajar adecuadamente su encuentro con un/a sociópata detecten a estas personas con una rapidez extraordinaria. Muchos se inquietan por esta extraña habilidad, piensan que tal vez exageran luego de semejante experiencia. Es un hecho científico que si sumamos los casos narcisismo y psicopatía nos da como resultado que el 4% de la población mundial es sociópata, es decir que 1 de cada 25 personas tiene estas características nefastas. No estás imaginando, la realidad es que antes no te dabas cuenta cuando tenías a uno de ellos a tu lado.
Imaginemos un mundo en el que se eduque a la población sobre estos desórdenes tipo B de personalidad y que todos aprendemos a ver detrás de sus fachadas antes de ser abusados. Esto es lo deseable y es posible. Cuando comenzamos a escribir el blog, nuestra meta era que este tipo de abuso que habíamos sufrido cobrara algo de visibilidad. Estábamos convencidas de que habíamos caído en sus redes porque desconocíamos que este tipo de personas insensibles e inhumanas existían entre nosotros. Afortunadamente en este tiempo han salido libros excelentes y el tema se extendió en las redes sociales. El desafío que nos queda a todos los sobrevivientes es primero, que los medios de comunicación se hagan eco (todavía no salimos de nuestro asombro cuando vemos que las revistas de interés general no tratan el tema, evidentemente consideran que saber si las axilas se llevan este verano depiladas o no es mucho más importante que la salud mental de la población) y segundo, que los estados lo aborden dentro del plan de salud y lleve adelante campañas de prevención. Sucederá, tenemos fe. Nos volvemos a encontrar en un par de meses, mientras tanto seguimos subiendo cosas a la página de FB, también con una frecuencia algo menor. Gracias por todo, gracias porque ustedes, con sus historias de vida, nos ayudaron también a sanar.

Advertisements

14 thoughts on “Psicópatas y narcisistas 101

  1. Jose says:

    Atención amigos, quiero dejar un rapido testimonio que se ayudara a algunas personas:
    1.- Ese asunto de los psicopatas integrados ES CIERTO, doy fe de ello aunque aún me suene a charlataneria. Esos mostruos SI existen.
    2.- Pueden producirte tremendo ESTRES POST TRAUMATICO, algo horrible, no duermes o si lo haces tienes pesadillas cada noche, tienes obsesiones con tu psicopata. Es algo terrible.
    3.- Te dejan en el piso emocionalmente, moralmente. TE SIENTES BASURA.
    4.- LAS MUJERES PSICOPATAS EXISTEN, en estos foros todos hablan mal de los hombres, sólo ven a los hombres como psicopatas. FALSO yo fui afectado por una MUJER que deberia salir en la revista “Psicopatia Hoy”
    5.- Finalmente debo agregar que a los 5 meses y pico de no ver a mi bestia ESTOY MUCHO MEJOR y los SINTOMAS EMPIEZAN A REMITIR. Los efectos del trauma pasan, doy fe de ello.
    6.- Y LA PROXIMA VEZ ABRAN LOS OJOS PARA QUE NO LOS ENGAÑEN NI ABUSEN.

  2. Veronica says:

    Gracias a ustedes; por validar de alguna forma nuestras vivencias. La gente no te cree, eres exagerada. Por otro lado; tengo una amiga que escribe; y constantemente me pide permiso para publicar algunas de mis vivencias….. Parecen peliculas!!!

  3. amina says:

    Yo aún estoy en fase de no poder salir. Tengo graves somatizaciones físicas, que pueden requerir cirugía, y aún siento que estoy atrapada. He podido hacer contacto cero tres veces, pero al final he vuelto a caer.
    El ya ni se molesta en ponerse la máscara, me culpabiliza de todo lo que va mal en la relación, y yo ni duermo, ni puedo trabajar, ni nada. Si estoy con él, estoy muy mal. Si estoy sin él, también. Es un infierno. Me ha aislado de todo el mundo, y sólo viendo páginas como esta he podido empezar a entender un poco, y a ver que no es todo mi culpa, que no soy tan inútil ni pobrecilla ni buena para nada como él me hace ver a diario. Pero mi cabeza va por un lado y mis tripas por otro, y cada vez que hago un acto de voluntad para marcharme, mi corazón se quiebra, aun sabiendo que es un fake, un mentiroso, que nunca me ha querido…espero en breve poder deciros que estoy fuera de ello permanentemente, que lo he superado. Un abrazo y toda mi gratitud a las responsables de la página, porque gracias a vuestro esfuerzo sé que lo conseguiré.

    • Anonymous says:

      Anima, ya sabes donde estas metida; ocupa todas tus fuerzas para arrancar. Si no el te va a a matar, te va a destruir. Te daras cuenta con el tiempo que fue lo mejor que pudiste haber hecho.
      Si tienes hijos, investiga; ten pruebas y demuestra q es un sicopata altiro. Yo sobrevivi a 10 juicios de mi ex; quería quitarme a mis hijos. Nunca pudo. Hoy espero que me demande denuevo, con todo lo que he apredido, ya puedo demostrar que es un sicopata., que ha tratado por muchos años por destruirme, y hare todo lo posible por quitarle el derecho de ver a mis hijos, que hasta hoy todavia sufren. No sabe lo que le espera. Ese dia, sera el dia en que realmente me libere de el. Para siempre.
      Un abrazo fuerte, y porfavor arranca de ahi.

    • Clara says:

      Pide ayuda terapéutica, amina, de verdad. Una misma, sola, es muy difícil que pueda con semejante nivel de oscuridad. Yo pude salir de un abuso emocional (no psicopático pero abuso) gracias a Dios y a que yo misma me estaba formando como terapeuta, pero es algo muy difícil de salir sin ayuda. No estás sola, pero tienes que alzar la mano y pedir la ayuda. Pídela… en serio…

  4. Estuve con un sociopata perverso, un gigolo estafador que gracias a Dios ayude a llevarlo a la justicia porque estafo a todo el mundo, hombres y mujeres (vivía de eso) y con un narcisista patológico. El primero era claramente un hijo de puta que sentia cero empatía y le divertía serlo. El segundo un enfermo que vivía en una realidad paralela, etodasn un infierno mental cargado de paranoias, sus ideas eran delirantes, pero fue amoroso conmigo todo el tiempo. Al primero le tengo bronca o indiferencia. Al segundo mucha pena. Debe ser el peor castigo del mundo carecer de empatía. No sentir nada, como un robot. Son gente muy peligrosa pero el peligro fundamental es que nosotros necesitamos creer en sus mentiras, no cualquiera es víctima de estos personajes. Yo sabía que algo andaba mal, nadie te ama a las dos semanas de conocerte, entre otras actitudes sospechosas. El problema es que queremos tanto creerles que hacemos caso omiso a todas sus obvias conductas. Son OBVIOS. No hay peor ciego que el que No quiere ver ni peor mentira que las que nos decimos a nosotros mismos.

  5. S.a. says:

    Yo he estado un año y medio con un psicópata, que encima estaba casado y vivía a 500km de mi. Tengo 22 años y he hecho locuras para poder verle cada semana, hasta que al final me vine a vivir en su ciudad.
    Muchas veces me dejaba, diciendo que se sentía mal por su familia, pero a los dos o tres días volvía. Estar con él era un infierno pero estar sin él también.. Sentía que le necesitaba. Vivía por y para él. Me alejé de mi familia, mis amigos, deje de hacer todo aquello que me gustaba porque me volqué en la relación.
    Cada día era un día de angustia, hasta que al final me di cuenta de que me era infiel con otra mujer. Y aún así se lo perdoné y quise volver a intentarlo. Él me juraba una y otra vez que no sabía qué le había pasado, que nunca más volvería a pasar. Pero no fue así, le pillé mintiéndome con un montón de chicas más y aún así me lo negaba todo. Me decía que estaba loca.
    Hace una semana que decidí cortar con él.. Nunca había estado tanto tiempo sin hablar con él y me está costando muchísimo. Tengo pesadillas, náuseas, me siento débil y sólo hago que recordar todas las cosas bonitas que vivimos. También me da coraje saber que ya está con otra, “felizmente enamorado”.
    Siento que era el hombre de mi vida, que jamás encontraré a nadie que me haga sentir todo lo que él me hizo sentir. Era perfecto en todos los sentidos. Me da miedo no poder olvidarle ni poder superar esta situación.

    • Jose says:

      Una cosa es ser engañado por un psicopata y otra erredarse con un tipo casado que ademas anda con otras mujeres. Tu problema no es con un psicopata TU PROBLEMA ERES TU MISMA. El tipo vive a 500km, esta casado y ademas las engaña a todos con otras ???? LA CULPA ES TUYA nada de psicopatas, no inventes. No confundamos este asunto de la psicopatia con otras cosas. Buscate un tipo que sea sólo para ti, VALORATE.

      • Anonymous says:

        He estado leyendo todo el blog, de arriba a abajo y creeme, si era un psicópata. No hay nada que no encaje. Si estaba con él era porque me prometía una y otra vez que quería estar conmigo y dejaría a su mujer. Incluso habló con toda su familia de mí, para que viera cuánto le importaba. Me ha manipulado, y ha hecho de mi lo que ha querido. Te aseguro que era la primera que me sentía mal por su familia, pero tenía obsesión por él. Hablábamos todo el día, nos veíamos cada semana, siempre estaba pendiente de mi.. Los 500km casi no se notaban.
        Lo de ir con otras mujeres fue el último mes.

      • Jose says:

        Mira, esos sintomas que estas sufriendo son consecuencia de la adicción que el tipo te causo. Estas pasando por un sindrome de abstinencia muy parecido al que sufren los drogadictos. Si llevas pocos dias el asunto sólo empieza, al pasar los dias se pondra peor y sentiras ganas compulsivas de llamar o buscar al tarado ese con el que andabas. EL EJERCICIO AYUDA MUCHO, SALIR, AMISTADES. Buscate un tipo mejor que ese chica.

      • Clara says:

        Jose, tanto si ese chico era psicópata como si no lo era, S.a. estaba expresando con valentía una situación de enorme vulnerabilidad. Trata a sus emociones con un poco más de respeto y ternura. A ti no te gustaría estar en su justa situación y que alguien te hablase así, estoy segura.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s