Preguntas a un narcisista

¿Sospechas que tu pareja es un narcisista? ¿Se comporta de manera cruel, degradante y quieres entender por qué? ¿Todavía te encuentras en la etapa en la que te preguntas si hay esperanza de un futuro mejor con ellos? ¿Sueñas que con el tiempo él/ella verá el error de sus comportamientos y te pedirá de rodillas que lo/a perdones?

Bienvenido a la mente del narcisista. Aquí, hemos tomado siete preguntas comunes que nos hacemos todos los que fuimos víctimas y hemos tratado de responderlas desde la perspectiva del sociópata recolectando testimonios de terapeutas que los trataron.

¿Por qué algunos narcisistas siguen regresando?

Seguimos volviendo porque nos dejas. Nada nos hace sentir más poderosos que tener la prueba de que nos dejarás entrar nuevamente a tu vida a pesar de lo que hacemos. No importa si nos hemos robado tu dinero, te fuimos infieles miles de veces, destruimos tu carrera, dañamos a tu mascota, o herimos los sentimientos de los hijos. El hecho de que tú nos aceptes después de hacer estas cosas significa que tenemos un estado semejante al de Dios. Todo lo que tenemos que hacer es fingir que lo sentimos y que volvemos porque no podemos estar sin tu amor. Pero, en realidad, el control, la manipulación y el mantenerte como suministro es lo único que nos importa.

¿Por qué algunos narcisistas no vuelven jamás ni siquiera para explicarse? ¿Tan poco valgo?

No es que no tengas valor como persona sino como suministro. Probablemente nos dimos cuenta que contigo podría haber problemas. Si ni siquiera volvimos a mandar un mensaje de texto piensa que es el mayor halago a tu inteligencia que hayas podido tener de nuestra parte. Eres listo/a y no queremos problemas.

¿Qué piensan los narcisistas cuando te castigan con el tratamiento del silencio?

Nosotros solo pensamos en divertirnos y vivir la vida loca. De paso, te estamos enseñando una lección por haber señalado lo mal que te tratamos. Sabemos que estás esperando que te llamemos o te enviemos un texto con desesperación y nos divierte no hacerlo. Imaginamos tu tristeza mientras estamos pasando un buen momento con alguien más. Una vez que nos aburrimos de tener sexo y diversión con otras personas, sabemos que, luego de escarmentar, estarás con la puerta abierta, esperándonos. De hecho, a menudo creamos conflicto adrede para que te enojes con nosotros, te digamos que estamos hartos de “tu hostigamiento”, nos escapemos por un rato a hacer lo que nos plazca mientras tú cargas con la culpa. Estamos siempre en busca de razones para maltratarte con la indiferencia.

¿Cómo escapar de un narcisista?

Debes saber que cuando te tenemos en estado de confusión, cualquier intento que hagas para escapar de uno de nosotros te costará mucho aunque así los desees. Hemos debilitado tu autoestima para que opines que solo nosotros te vamos a dar algo de cariño, que no encontrarás alguien que se fije en ti. Estás enamorado/a de una proyección de tu persona en nosotros. La persona real detrás de la máscara sólo se ocupa de controlarte. La única forma de lograr tu recuperación es que mantengas el Contacto Cero y que nos impidas llegar a ti. No dudes en poner una orden de restricción si nos ponemos acosadores o violentos.

¿Ama el narcisista a la nueva pareja? ¿Lograrán ser verdaderamente felices?

“La nueva pareja” por lo general no es nueva. En la mayoría de los casos, era uno de nuestros amoríos en paralelo. No es la apariencia o la edad de la nueva conquista lo que nos inclinó hacia ella. Se trata más de si pasó la prueba de fuego para convertirse en un buen suministro. Esto generalmente significa que es una víctima sumisa, excesivamente confiada, demasiado indulgente y lo más importante, cree que somos maravillosos. Que sea más joven, de excelente aspecto o con una educación envidiable es sólo la guinda del pastel, porque eso te hará sentir unos celos enfermizos y nos fascina verte en ese estado de desesperación. Pero, para ser sinceros, no hay amor o apego emocional en absoluto; es la seguridad de tener un suministro narcisista obtenido a través del sexo. Podría parecer que nunca hemos estado más felices, pero eso es parte de la falsa imagen. Con el bombardeo amoroso estamos matando dos pájaros de un tiro: la nueva presa cae a nuestros pies y tú te hundes en el dolor.

¿Cómo conseguir vengarte de nosotros?

La mejor manera de vengarse de nosotros es actuando como si no existiéramos. Sí. Eso es. Cualquier otra cosa sólo mostrará lo mucho que todavía significamos para ti. Que nos quieras exponer permanentemente frente a nuestros amigos, familia, o empleador (o nuestras parejas) sólo demuestra lo mucho que todavía te obsesiona nuestra relación. Incluso si estamos librando una campaña de desprestigio en contra tuyo, lo mejor que puedes hacer es no desesperarse, defenderse con altura y con especialistas que te asesoren si fuera necesario, sin escenas, ataques de llanto o ira. Simplemente vivir y actuar como si todo fuera completamente normal. Las personas inteligentes eventualmente volverán a verte como eres y los que no, ya caerán en nuestros juegos perversos. Mantener tu dignidad es la mejor forma de ajustarnos las cuentas.

¿Qué hacer cuando estás casada/o con un/a narcisista?

Salir. Nunca vamos a cambiar. Y si tenemos hijos juntos, van a acabar pensando que este caos es normal en las relaciones y es probable que ellos mismos tengan matrimonios disfuncionales guiados por ejemplo. Lo mejor para todos es la separación.

¿No me quiso siquiera un poco?

Fuiste el nuevo juguete de un niño malcriado que cuando apareció uno lo bota sin el más mínimo reparo. Fuiste nuestro capricho. No sabemos lo que es el amor.

Advertisements

Consejos de Martha Stout Ph.D para contener a los psicópatas en el trabajo.

¿Hay un intrigante en la empresa que trabajas? ¿Te preocupa que tu compañero de trabajo pueda estar mintiendo acerca de ti a tus espaldas? ¿Tu jefe te insulta por lo bajo o parece que quiere hacer tu vida más difícil? ¿Alguna vez has sospechado que alguien de jerarquía te está engañando o dando información incorrecta? Si es así, puede que en realidad se trate de un sociópata, una persona que, literalmente, no tiene conciencia, que le hace daño a la gente sólo por el gusto de hacerlo, una persona que puede hacer las cosas más malvadas sin una leve punzada de culpabilidad. El cuatro por ciento de los estadounidenses son sociópatas, lo que significa que no tienen ni sentimientos ni remordimientos, y esta cifra probablemente aumenta a medida que se sube la escalera del éxito. En los niveles jerárquicos más altos de las grandes empresas, los sociópatas son probablemente aún más abundantes. La mayoría de los sociópatas en los negocios no son físicamente violentos y no se ven como Charles Manson.  Se parecen a nosotros, y es más, suelen ser atractivos y elocuentes. En tu trabajo diario, ¿cómo se puede identificar y hacer frente con eficacia a estas personas? Aquí hay algunas pautas:

SOSPECHA de la adulación sobre tus capacidades. A menudo es un intento de hacerte caer en una trampa o te necesita para triangularte contra otro compañero.

OBSERVA si luego de alabar a otros los critica y quiere crear alianzas contigo. No le creas. Te hará lo mismo.

NO LE DES INFORMACIÓN SOBRE TU VIDA PRIVADA, ni de tu familia, ni de tu pasado o tus sueños de futuro. La usará en tu contra cuando le sea conveniente.

NO DEJES QUE TE INTIMIDE SU RANGO: Sólo porque alguien es mayor que tú, tiene una posición más alta o más títulos universitarios o es más rico no quiere decir su juicio moral sea mejor que el tuyo. Conserva la calma y no te dejes devaluar. Tú no eres el inepto que él te quiere hacer creer.

SIEMPRE cuestiona la autoridad cuando entra en conflicto con su propio sentido de bien y mal. Esto puede ser difícil de hacer, pero es crucial para su propia carrera y tu bienestar.

NO PERMITAS QUE TE ARRASTRE a tener una relación sentimental con él. Son muy atractivos, exitosos y parecen irresistibles. No te dejes seducir. Pide un cambio de sector. No le reveles tus deseos íntimos. Suelen tener a muchas/os amantes en la empresa. Te destruirán tanto laboral como emocionalmente cuando haya encontrado a alguien que lo divierta más.

NUNCA AYUDES  a un sociópata  a ocultar sus actividades sospechosas en el trabajo. Luego te culpará a ti.

SI TRABAJAS CON MIEDO considera cambiar de trabajo. Mientras tanto utiliza el método de piedra gris para no atraer la atención del psicópata (ver entrada “método de piedra gris” en este mismo blog). Mientras tanto junta todas las pruebas que tengas de su maltrato subrepticio.

NUNCA DISCUTAS TEMAS IMPORTANTES CON EL PSICÓPATA EN PRIVADO: Dirá  que has dicho exactamente lo contrario.

NO LE BRINDES SEGUNDAS OPORTUNIDADES:  Las segundas oportunidades son para las personas que poseen conciencia que eventualmente pudieron proceder mal. Si se trata de una persona que no tiene conciencia, tienes que tragar saliva y reducir tus pérdidas. Con los psicópatas siempre hay perdidas (de reputación, de calma, de dinero).

EVALUAR DE MANERA REALISTA EL DAÑO A TU VIDA:  si es demasiado grande, si vives estresado o con miedo a lo que pueda inventar sobre ti puede que tengas que renunciar a tu trabajo. Agota todas las instancias, busca asesoramiento en RRHH (si es que no depende de tu acosador), en abogados y en organizaciones especializadas en mobbing.  Pero si crees que enfrentarlo puede destruirte psicológicamente o profesionalmente, trata de llegar a un acuerdo amistoso con la empresa y busca trabajo en otro lado. Recuerda que vivir bien es la mejor retribución. Los psicópatas, sociópatas y narcisistas odian que seas feliz.

http://www.amazon.com/Sociopath-Next-Martha-Stout-Ph-D-ebook/dp/B000FCJXTC/ref=sr_1_1_twi_2?s=books&ie=UTF8&qid=1418128158&sr=1-1&keywords=martha+stout+the+sociopath+next+door

Mi jefe es un psicópata. Un libro sobre los sociópatas en el trabajo.

Hay personas que trabajan con psicópatas y ni siquiera lo saben. Cada día llegan al trabajo, se sientan a su lado y no imaginan que comparten el espacio con una persona que está especializada en hacer el mal. No son los psicópatas que estamos acostumbrados a ver por televisión, ninguno de ellos es un serial killer. Son depredadores emocionales y sociales que actúan con la más absoluta discreción y precisión. Son lo que se conoce como psicópatas organizacionales.

Iñaki Piñuel da un primer aviso a todos los departamentos de RRHH en su libro “Mi jefe es un psicópata”: los depredadores emocionales existen y están presentes en muchas compañías. Aunque de apariencia tranquila y generalmente encantadora, los psicópatas de empresa se dedican a extender el mal en las organizaciones y pueden conducirlas incluso al desastre. Su principal objetivo es alcanzar el poder y, para conseguirlo, harán uso de todo tipo manipulaciones, mentiras y amenazas.

¿Cómo podemos identificar a un psicópata en nuestro trabajo? Piñuel da en su libro unas cuantas pistas para descubrir a estos depredadores; son ocho características básicas que se repiten en todos ellos:

La capacidad superficial del encanto. Tienen labia y facilidad de palabra, aunque mienten constantemente.

Su estilo de vida parasitario. Se aprovechan de los logros de los demás trabajadores.

El sentido grandioso pero irreal de los propios méritos. Tienden a maximizar cualquiera de sus logros.

La capacidad de conectar con el poder. Buscan relacionarse con altos cargos, en su camino al poder.

La excelencia en el mentir. Siempre lo hacen, y lo hacen muy bien.

La incapacidad de sentirse responsables o culpables. Nunca sienten remordimientos y eso los hace muy peligrosos.

Son expertos manipuladores. Consiguen que los demás hagan lo que ellos quieren sin que lo adviertan.

Frialdad emocional. Saben dominar las situaciones de riesgo y no les tiembla el pulso.

 

Si conseguimos detectar estos comportamientos tendremos la oportunidad de limpiar la empresa de personalidades oscuras que sólo provocan daño en el puesto de trabajo. RRHH tiene en este libro una herramienta más para mejorar el entorno laboral y el capital humano de una empresa.